COVID-19: La ciencia y la innovación cruciales en esta batalla

COVID-19: La ciencia y la innovación cruciales en esta batalla

Innovation Style
image
2020-03-23

Editor

Los grupos de investigación más punteros a nivel mundial se centran desde hace semanas en conocer el nuevo virus COVID-19 y en cómo frenar la pandemia, pero es responsabilidad de todos avanzar y mejorar como sociedad a través de la I+D+i, y ahora más que nunca.

Tenemos a día de hoy más de 5.000 artículos científicos entorno al coronavirus con estudios que van desde la secuencia genómica del virus (que llevan al BatCoV RaTG13, hipótesis que sugiere su origen en los murciélagos del mercado de la ciudad de Wuhan), pasando por los mecanismos de transmisión y mutaciones del virus, hasta toda la clínica y características epidemiológicas en pacientes infectados. Todo el esfuerzo investigador nos llevará a las vacunas, las terapias anticuerpos y la mejora en la diagnosis, en una carrera que se centra principalmente en tres ejes geopolíticos: China, EEUU y Europa.

Recursos destinados para el impulso de la innovación:

Desde la Comisión Europea y tras la declaración de emergencia internacional por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se lanzó a finales de enero una convocatoria de urgencia con 47 millones de euros para el desarrollo de terapias, puntos de diagnóstico rápido, estudios clínicos y epidemiológicos, además de los aspectos sociales para afrontar la crisis. Esta call que ha recibido 92 propuestas, se resolverá de forma inmediata. Igualmente, se ha lanzado una convocatoria urgente desde el IMI (Innovative Medicines Initative) con 45 millones de euros, que cerrará el próximo 31 de marzo.

También a nivel nacional, el Gobierno acaba de destinar 30 millones de euros dentro de sus medidas urgentes, para la investigación de soluciones frente al coronavirus. No obstante, nuestros investigadores se encuentran trabajando con intensidad desde el mes de enero y de forma interdisciplinar como, entre otros, el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) con el desarrollo de una vacuna, el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) y la Universidad Politécnica de Madrid junto al Hospital Clínico en la obtención de dispositivos de detección rápidos, el Centro Nacional de Microelectrónica-IMB en chips para sala blanca o el Centro Nacional de Supercomputación-Barcelona Supercomputing Center (CNS-BSC), que se encuentra trabajando en el diseño avanzado de medicamentos asistido por computación de altas capacidades. Estos son sólo algunos ejemplos a los que sumar los primeros ensayos clínicos con el uso de fármacos, el diseño y aumento de disponibilidad de EPI, etc., y otras acciones, que se están llevando a cabo en todo el territorio nacional por diferentes grupos de investigación, tanto público como privado.

Los recursos se están movilizando a todos los niveles. Otro ejemplo es el de la Xunta de Galicia, que ha lanzado una llamada a las empresas para presentar soluciones innovadoras de utilidad para las autoridades sanitarias (sistemas de desinfección masivos, fabricación de ventiladores invasivos, nuevos dispositivos de intervención o tratamiento, etc.), muy en línea con las medidas de urgencia del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que favorecen el acceso a la financiación para la I+D+i relacionada o no de forma directa con productos considerados de emergencia y de las que podéis encontrar más información en nuestra web, en la que hemos habilitado un espacio para incluir todas las novedades en materia de financiación y gestión de la I+D con motivo del estado de alarma que se están actualizando día a día.

La I+D+i más importante que nunca:

Esta pandemia marcará sin duda un hito en nuestra historia. Todos debemos estar a la altura, aportando soluciones y manteniendo, en la medida de lo posible, nuestro estado de bienestar pero también debemos asegurar el futuro. Aquí es donde entra en escena la I+D colateral. En estos momentos se hace más necesario que nunca aflorar las capacidades de las empresas para movilizar también su capital intangible más importante, el talento y conocimiento. Estamos viendo cómo los procesos de fabricación flexible y la impresión 3D pueden dar respuesta a esta crisis, trabajando en ajustar la producción en un tiempo record para disponer de productos críticos (EPI, batas, respiradores,…).

El teletrabajo ha forzado a las PYMEs, que todavía no lo habían hecho, a digitalizarse, obligando a que las empresas de telecomunicaciones, soluciones en la nube, SW, HW, etc., tengan que mantener el sistema en perfecta operación (capacidades de servidores, servicios de video conferencia, almacenamiento de datos en la nube,…), al igual que otras infraestructuras críticas como la energía, abastecimiento de agua, etc.

Igualmente, es crítico el sector de la alimentación y toda la cadena de valor. Todos ellos se han visto desbordados desde que se anunciaron las primeras medidas de confinamiento, pero han tenido la capacidad de asegurar el abastecimiento, demostrando que tenemos un potente y robusto sistema alimentario, fruto también, de los avances y esfuerzos en I+D que vienen haciendo desde hace años.

No queremos olvidarnos por último de las Administraciones, fuerzas y cuerpos de seguridad, tan necesarios en estos momentos. Proporcionar las herramientas necesarias para coordinar esta crisis (apps para los ciudadanos, gestión de los datos, sistemas ágiles de coordinación, seguridad digital, etc.), se apoyan en tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial.

Tecnología, ciencia e industria, al igual que en tiempos de guerra, será clave para superar esta crisis, ¿te apuntas?

Rosalía Baamonde Antelo

Coordinadora de Ayudas Públicas I+D – Madrid

Consulta haciendo clic aquí, las últimas medidas que se están llevando a cabo en materia de innovación empresarial.


Share this post: